Estoy embarazada, ¿Qué sigue?

Futura mamá, en primer lugar: ¡Felicidades! Seguramente llegaron a ti muchos sentimientos: Felicidad, miedo, ansiedad, satisfacción, confusión. Y seguramente te preguntaste “¿Es real? ¿Puede ser incorrecta la prueba? ¿Qué puedo comer ahora?... ¿Debería sentirme diferente ahora que estoy embarazada? ¿Qué pasara con mi cuerpo? " Si todas estas preguntas te pasan por la cabeza, ¡Relájate, es normal! Antes de ir a la farmacia más cercana y comprar todas las pruebas que tienen, analicemos las preguntas y dudas más comunes de todas las mujeres embarazadas. Y recuerda: estás a punto de experimentar el momento más feliz de tu vida.

Missing component

Component ID: content-blocks.article-table-of-contents

¿La prueba puede dar falso positivo?

Conocemos las pruebas de embarazo basadas en sangre y orina. Si te hiciste la prueba en casa, probablemente elegiste la prueba de orina. En esta prueba, aparecen dos barras si la gonadotropina coriónica humana (hCG) o la "hormona del embarazo" está presente en el cuerpo. El nivel de esta hormona varía de un día a otro y también cambia a lo largo del día (dependiendo de cuánto líquido tomas y qué tan concentrada está la orina). Es por eso que se recomienda utilizar la primera orina de la mañana para la prueba. Las pruebas de embarazo caseras, por supuesto, no son 100% fiables. A veces son negativas, aunque la mujer esté embarazada. Esto puede suceder porque el nivel de la hormona del embarazo aún es demasiado bajo para ser detectado por la prueba. El nivel de la hormona hCG también puede ser tan alto (al final del embarazo) que la prueba también muestre un resultado negativo, incluso cuando el embarazo es evidente. La prueba de orina también puede ser falsamente positiva, lo que usualmente ocurre después de un aborto espontáneo o un embarazo ectópico, ya que el cuerpo necesita tiempo para normalizar el nivel de la hormona del embarazo.

Si la prueba mostró un resultado positivo y tu período se retrasó, ¡lo más probable es que estés embarazada! Por supuesto, puedes repetir la prueba, usar otra marca para asegurarse, pero probablemente no sea necesario volver a verificar.

undefinedundefined

¿Y ahora qué?

Primero que nada, desayuna. Probablemente, hiciste la prueba temprano en la mañana y ahora estás echando un vistazo en el refrigerador. ¿Qué puedo comer durante el embarazo? Bueno, probablemente puedas olvidarte de algunos alimentos por un tiempo, pero ten en cuenta que el embarazo no es una enfermedad. Aunque claro, es una condición especial en la que, por el bien de la salud, tienes que renunciar a algunos ingredientes de tu menú. Entre ellos se incluyen alimentos crudos de carne y pescado (tartar de ternera, prosciutto, sushi, salmón ahumado), leche y productos lácteos no pasteurizados, quesos blandos y mohosos. Trata de no exagerar con latas de atún y patés, ya que contienen mucho mercurio y vitamina A, que pueden ser perjudiciales para el feto si se consumen en grandes cantidades. Ahora ya sabes cómo puede ser un desayuno saludable durante el embarazo. Piensa en huevo, frutas, nueces, yogur. Sobre todo, ¡escúchate a ti misma y a tu cuerpo!

undefinedundefined

Ahora si, es hora de llamar al ginecólogo para programar tu primer examen y la confirmación del embarazo. No te sorprendas de que probablemente no obtengas una cita para esta misma tarde. Si no la consigues, no hay ningún problema, se recomienda tener el primer examen ginecológico entre las semanas 8 y 12. ¿Por qué? Porque antes de ese momento, el ginecólogo no puede confirmar el embarazo con una ecografía. El primer chequeo de embarazo es muy emotivo, así que prepárate para las lágrimas de felicidad. Un ginecólogo utiliza una ecografía vaginal para examinar, inspeccionando el útero y el feto. Al confirmar un embarazo, te preguntarán sobre el primer día de tu último período, así que ten lista esta información. En base a esto, el médico puede calcular la fecha aproximada de nacimiento. Después, te tomarán muestras de orina y sangre, a veces una prueba de toxoplasmosis. Luego, el médico hablará contigo y te aclarará todas tus dudas y dilemas.

¿Mi hijo está sano?

Esperar el primer chequeo del embarazo puede sentirse como una eternidad, por lo que las mujeres embarazadas se quedan con muchas preguntas sin respuesta. Pueden tener preocupación, miedo, incomodidad o ansiedad. Pero futura mamá: respira hondo y confía en que tu hijo está sano. Puedes confirmarlo rápida y fácilmente con NIPT de GenePlanet, una prueba prenatal no invasiva. A partir de la semana 10 de embarazo, puedes detectar con precisión si el bebé tiene alguna anomalía genética. La prueba no representa ningún riesgo para ti ni para el bebé, pero garantiza que tengas un embarazo tranquilo y alegre.

undefinedundefined

¿Debería sentir que estoy embarazada?

Seguramente desde el primer momento que supiste que estás embarazada, en automático tocaste tu vientre y empezaste a tener más cuidado en todo. Hasta probablemente tuviste más cuidado de no acostarse boca abajo para no "aplastar" al bebé. No te preocupes por eso; todavía puedes dormir boca abajo durante los primeros meses. Más adelante se volverá más desafiante porque tu estómago se interpondrá y probablemente estarás "condenada" a dormir sobre tu lado izquierdo hasta que des a luz.

Los primeros signos de embarazo no son pataditas en el abdomen, pero puedes sentir calambres y dolor similar a la menstruación en el área del útero. Muchas mujeres embarazadas duermen mucho durante las primeras semanas. Están mucho más cansadas que de costumbre, lo cual es normal: su cuerpo está creando algo extraordinario. Estás creando un entorno en el que un bebé evolucionará. Tu cuerpo es fantástico, sé consciente de ello y dale un descanso si lo necesita. La hormona del embarazo también te mandará al baño con mucha frecuencia; orinar con más frecuencia es uno de los primeros signos de embarazo. La hormona hCG acelera el flujo sanguíneo a través de los riñones y ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de líquido. Al mismo tiempo, el útero se expande, creando espacio al retroceder y presionar otros órganos, incluida la vejiga.

undefinedundefined

Sin duda, has oído hablar de las nauseas del embarazo. La ciencia aún no ha descubierto completamente por qué sucede, pero se cree que las hormonas del embarazo, especialmente la progesterona, y la genética juegan un papel importante. Las nauseas del embarazo acompañan a la mayoría de las mujeres durante los primeros meses de embarazo y luego desaparece lentamente. Tu olor será más agudo, más sensible. Puedes quitar todas las cebollas de tu casa porque estarás con tantas nauseas que probablemente no querrás olerlas. Casi todas las mujeres embarazadas también experimentan un fuerte deseo y antojos por ciertos alimentos y una fuerte aversión por otros. Todo esto es normal y son tus hormonas las que están "fuera de control".

¿Cómo y cuándo debo decir que estoy embarazada?

Si aún no lo has hecho, primero comparte la noticia con tu pareja. Podrías hacerlo simplemente diciendo: “¡Vas a ser papá!" o puedes hacerlo más emocionante y preparar una sorpresa que nunca olvidará. Si estás sola en casa en este momento, y si tienes tiempo, tal vez piensa en cómo le vas a contar la feliz noticia. También puedes grabarlo en secreto para crear un recuerdo que puedas revivir una y otra vez. Luego, decidan juntos cuándo se lo van a contar al mundo. Algunas parejas lo hacen de inmediato, otras esperan los resultados de la prueba NIPT by GenePlanet y algunas parejas dan la feliz noticia después de tres meses de embarazo, cuando la probabilidad de aborto espontáneo es significativamente menor. La decisión, por supuesto, es toda tuya.

¿Cuándo debo comprar una carreola?

La respuesta es simple: ahora no. Primero, ocúpate de otras cosas más importantes. Lo primero en la lista es una dieta saludable; asegúrate de obtener suficiente ácido fólico, hierro y otros nutrientes necesarios. Mantente activo regularmente al aire libre. Además, asegúrate de que tu embarazo sea tranquilo. Si te preocupa la salud de tu bebé, puedes hacerte una prueba NIPT by GenePlanet, respira profundamente y disfruta el embarazo. Cuida tu cuerpo. Usa jabones suaves y geles de ducha porque la piel suele ser sensible durante el embarazo. Usa una crema o aceite contra las estrías en el estómago y los senos todas las noches para asegurarse de que tu piel se mantenga elástica y nutrida.

Y luego, más adelante vienen las compras felices; car seat, ropita, accesorios para el cuarto del bebé, carreola y más. Y mientras inviertes en todo esto, recuerda que lo que más necesita el bebé es amor y un nido seguro que solo tú y tu pareja pueden brindar. Incluso la manta más cara y suave no puede competir con el regazo de mamá.

undefinedundefined

Missing component

Component ID: content-blocks.share-article

Síganos en

© 2020 GenePlanet Todos los derechos reservados